Contra la corrupción, codo a codo

Artículo de Miguel Blanco. Coordinador del Foro, en el diario Clarin el 5/5/2016

La corrupción, tanto pública como privada, es un factor sumamente negativo que conspira, entorpece e impide que el empresario pueda cumplir su rol en la economía, que es generar puestos de trabajo, actividad económica, progreso para las comunidades en las que opera, rentabilidad para las empresas que ponen su capital a riesgo e impuestos para que el Estado pueda asegurar la educación, la salud y la seguridad e invertir en infraestructura. La corrupción no puede ser aceptada.

No son pocos los ejemplos que hacen a esta situación:

1. Trámites innecesarios o burocráticos que sólo se superan mediante pagos a funcionarios, hacen más lentos y encarecen la apertura de nuevos negocios, la habilitación de locales, la importación de insumos, la autorización para vender determinados productos o servicios.

2. Competencia desleal con empresas y empresarios que no pagan sus impuestos sin ser sancionados o que reciben condiciones de financiación distintas de sus competidores.

3. Existencia de normas confusas o no escritas cuya interpretación queda a cargo de la discrecionalidad del funcionario de turno.

4. Licitaciones con cláusulas a medida que sólo benefician a uno de los participantes.

5. Servicios públicos deficitarios, como el suministro de energía y transporte, y falta de infraestructura que afectan sus operaciones.

Todos estos obstáculos distraen al empresario de su rol esencial y muchas veces lo disuaden de invertir a largo plazo, dejando el camino abierto a los empresarios inescrupulosos.

Esto además tiene un efecto en la sociedad que recibe bienes y servicios de mala calidad a altos precios y perjudica a los empresarios en su imagen pública ya que la opinión generalizada no distingue entre buenos y malos empresarios.

Por todo esto es imperioso combatir la corrupción, tanto pública como privada.

También entendemos que es nuestra responsabilidad denunciar los hechos de corrupción que nos conste que se están cometiendo y adoptar sanciones éticas a las empresas y empresarios involucrados, para lo cual estamos discutiendo internamente recomendar a las entidades participantes la adopción de Códigos de Ética Empresarial que ya están en vigencia en algunas de las Cámaras empresarias y entidades profesionales que forman parte del Foro.

Es por lo expuesto que el Foro de Convergencia Empresarial se ha acercado a la Oficina Anticorrupción convencido de que estos temas deben ser atacados en forma conjunta y coordinada desde el Estado y desde las empresas, ofreciéndole conformar equipos de trabajo para llevar adelante las tareas necesarias que permitan combatir este flagelo.