El Foro de Convergencia Empresarial recibió al Senador Ernesto Sanz

7 de Agosto de 2014

 

El Foro se reune con E  Sanz

El coordinador del Foro de Convergencia Empresarial (FCE), Miguel Blanco, expresó el interés por acordar con los partidos políticos un compromiso para que las propuestas de políticas de Estado que impulsa el FCE “sean implementadas y respetadas en  el futuro como una forma de asegurar el desarrollo sustentable de la economía”.

Este y otros conceptos fueron expresados por Blanco al hablar en la apertura del encuentro que el FCE, en reunión plenaria, mantuvo con el titular de la UCR y precandidato a Presidente por el Frente Amplio UNEN, Senador Ernesto Sanz, en la sede institucional de AACREA, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Sanz estuvo acompañado por miembros de su equipo de colaboradores integrado por Gerardo Morales; el diputado Mario Negri; Javier Gonzalez Fraga; Ricardo Gil Lavedra; Facundo Manes; Fabio Quetgla; Agustín Campero y Bernardo Saravia.

 

En otro pasaje de su introducción, Blanco acotó que “los empresarios estamos  convencidos que el país necesita del diálogo y el consenso para resolver sus problemas y recuperar el camino del crecimiento”, para lo cual “el sector productivo y de servicios debe expresar al máximo su potencial”, dijo.

Y redondeó: “Por eso entendemos que no solamente tenemos el derecho sino la obligación de hacer conocer a la sociedad, y especialmente a quienes pueden tener la posibilidad de conducir los destinos del país, cuáles son las políticas que consideramos esenciales para permitir el desarrollo”.

Durante el encuentro se debatieron y profundizaron las propuestas expresadas en el documento del Foro de Convergencia Empresarial titulado “Bases para formulación de políticas de Estado”, que fuera presentado al Senador Ernesto Sanz durante la primera reunión que se realizó el 26 de mayo último. Dichas propuestas comprenden un conjunto de iniciativas en los campos institucional, económico y social para alcanzar el desarrollo sostenido de la economía.

Al hacer uso de la palabra, el senador Sanz afirmó que coincidía plenamente con los términos del documento. “Apoyo y comparto los lineamientos del documento del Foro y estamos dispuestos a avanzar en acuerdos comunes. Y valoro y felicito que se haya puesto como uno de los temas principales de las políticas de Estado a largo plazo una reforma tributaria integral que sea equitativa y progresiva, definición que suscribimos plenamente”.

Por su parte, el titular de la Asociación Empresaria Argentina (AEA), Jaime Campos, se refirió al problema del actual conflicto con los holdouts a raíz del fallo de la justicia de los EE.UU. “Los empresarios estamos preocupados por la situación de incertidumbre  que genera la negociación con los holdouts. Debe resolverse lo antes y mejor posible  este problema para no demorar más la posibilidad de una recuperación de la economía y avanzar en un desarrollo sustentable.”

Como ha ocurrido en audiencias con otros dirigentes políticos, los miembros del FCE le ofrecieron el aporte de equipos técnicos para colaborar con la gestión legislativa.

El Foro de Convergencia Empresarial es un ámbito de diálogo y consenso que nació en noviembre de 2013 y que actualmente lo integran 47 entidades empresarias y profesionales de distintos puntos del país.

Las propuestas

Las iniciativas que impulsa el Foro en el campo institucional están vinculadas con el fortalecimiento del régimen republicano representativo  federal; la plena vigencia de las garantías, derechos y libertades constitucionales; la libertad de prensa y el libre acceso a la información pública; independencia funcional de los entes reguladores y los organismos de control; y una nueva ley de coparticipación federal consensuada entre fuerzas políticas nacionales y provinciales.

En el plano económico propicia la necesidad de tener una baja tasa de inflación, similar a la de la mayoría de los países de la región y el mundo; previsibilidad, estabilidad y formalidad de las reglas de juego para promover la inversión privada; garantía de los procesos de formación de precios con el funcionamiento de mercados transparentes; un marco regulatorio que aliente las inversiones de empresas privadas; reforma tributaria y fiscal a nivel nacional, provincial y municipal que elimine impuestos y otros gravámenes distorsivos y tipos de cambios diferenciales; reducción de la elevada presión tributaria sobre el sector formal de la economía; integración al mundo y eliminación de factores que desalientan o restringen las exportaciones.

Por último, en el campo social propone mejorar la calidad educativa según estándares internacionales; promover una fuerte vinculación entre educación y actividad productiva; erradicación de la pobreza y la exclusión,  a través de la promoción del primer empleo formal y el arraigo de los jóvenes en el interior; incentivo a la generación del empleo formal en la actividad privada; una reforma de salud que articule jurisdicciones del sistema; y el desarrollo de una política criminal  integral que permita combatir la inseguridad y el narcotráfico.